INJUSTA DERROTA DE UN RITEC BM ÁGUILAS QUE LUCHÓ HASTA EL FINAL 25-24

PRIMERA DIVISIÓN ESTATAL MASCULINA – GRUPO E

CB MARISTAS ALGEMESÍ – RITEC BM ÁGUILAS

DECIMOSEGUNDA JORNADA


INJUSTA DERROTA DE UN RITEC QUE LUCHÓ HASTA EL FINAL 25-24

Mucha veces sucede que pierdes los partidos por factores ajenos a tu juego, y eso es lo que le ocurrió al equipo de Lorenzo Alonso. El partido lo tenían en su mano, pero el mayor ritmo ofensivo del equipo local en la segunda parte junto con alguna decisión arbitral dudosa, dieron al traste con la lucha y el saber estar de los nuestros.

Intensa primera parte de ambos contendientes. Ritec salió con una defensa férrea de anticipación, en 6:0, impidiendo el ataque de los locales, que no encontraban espacios y sus lanzamientos no eran certeros, 3-3 en los cinco primeros minutos, pero 4-8 en los 10 minutos, ya que en ataque, nuestros representantes tenían a Pavel Machín un «martillo pilón». Todo lo que le llegaba en nueve y seis metros, lo transformaba en gol, por ello sus siete tantos en esta primera fase del partido. Hubo fases del encuentro donde los de Lorenzo Alonso sufrían mucho en defensa por desajustes innecesarios, esto propiciaba un 8-9 a los 15 minutos. A media que pasaba el tiempo, los locales se metían más en el partido con Gerardo Borrás y Pau Sales, que convirtieron 4 goles cada uno. Llegamos a un 15-15 a 13 segundos del descanso, pero Paco Hernández, se encargó en el pivote de dar la ventaja mínima para afrontar la segunda mitad 15-16.

Los de Algemesí salieron en la segunda parte con ganas de remontar el marcador. Ritec aguataba bien en defensa, pero no podían frenar las acometidas de hombres como Borrás, que convirtió 8 goles. A los diez minutos la ventaja era de dos goles para los valencianos, 22-20. En esos momentos, Alonso corrigió errores defensivos, ordenando mayor intensidad y defensas mixtas a los hombres destacados de los locales, dando resultado, pero los contragolpes se fallaban, uno de ellos muy claro en acción de Palop. Pavel Machín era vigilado por la defensa local, con lo que se quedó en 9 goles, cuando en la primera parte fue la inyección atacante de los aguileños.

No fue el día del colombiano Anderson Caicedo, excluido en dos oportunidades. Demasiadas defensas en inferioridad, a pesar de ello se llegó a un ajustado empate a 24, aspecto que rompió el goleador del partido Borrás, 25-24. Los árbitros también descalificaron a Del Olmo por parte de los nuestros, y así acabo un partido que no mereció perder nuestro representante.

DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN FBMRMU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.