Las Guerreras sacan su garra para avanzar a semifinales

España se repone de un mal inicio y se impone a Alemania en los cuartos de final (26:21, 14:10 en el descanso) para situarse entre las cuatro mejores selecciones del Campeonato del Mundo

Noticia RFEBM

España está en semifinales. Las Guerreras apelaron a su espíritu luchador y vencieron a una seria Alemania en los cuartos de final (26:21, 14:10 en el descanso) para plantarse entre las cuatro mejores selecciones del Campeonato del Mundo. En casa, arropadas por un pletórico Palau d’Esports de Granollers, las españolas reaccionaron a un espeso inicio y remontaron de la mano de una excelsa defensa, completada con una espectacular actuación de Mercedes Castellanos y Silvia Navarro bajo palos. Carmen Campos y Paula Arcos, elegida MVP, brillaron para certificar un triunfo que asegura a España la lucha por colgarse una medalla.  

Salió España con ganas, en un Palau abarrotado, pero detuvo Dinah Eckerle el primer misil de Shandy Barbosa. Tardaría un par de minutos en abrir la lata Meike Schmelzer, en un fulgurante inicio del combinado germano, más serio en el arranque que una indecisa España. Antes del quinto minuto, José Ignacio Prades llamó a revista a su tropa, que se veía 0:3 abajo en el marcador. La zaga alemana, prieta, embotaba el ataque español, que no hallaba la senda del gol. Al séptimo minuto, Barbosa encontró el espacio desde la izquierda y el Palau pudo cantar el primer tanto. Bregaban las españolas, pero no eran capaces de quebrar el planteamiento de Henk Groener en unos primeros minutos de indecisión.

Cuando peor se encontraba España, Maitane Etxeberria devolvía la esperanza con dos tantos que redujeron la distancia al 5:7 y encendían la grada de Granollers. Creciendo desde la defensa, las Guerreras sacaron a relucir su garra característica y con un zarpazo de Carmen Campos se lograba la igualada (8:8). De las manos de Castellanos, férrea bajo palos (6 de 14 paradas en el primer tiempo), salía en tromba al contrataque el conjunto español. Jennifer Gutiérrez y Etxeberria rubricaron una remontada que hizo temblar al Palau. Recuperó la moral España, olió sangre y se lanzó sore una abatida Alemania para dejar el electrónico al descanso a su favor (14:10).

Mantuvo España el mismo ímpetu tras la reanudación, animada por una afición volcada con su juego. Carmen Campos desquiciaba a la otrora sólida defensa alemana, que descubría en cada ataque más espacios. No obstante, las Guerreras no lograban ensanchar la brecha de cuatro tantos que mantenía a Alemania a una prudente distancia en el marcador. El cambio táctico en la defensa germana al 5:1 complicó la ofensiva española, que se atascó durante unos minutos.

Aunque las Guerreras no se dejaron llevar. Sin precipitación y madurando su juego, la selección española encontró su mejor versión. El juego fluía, la defensa salvaba la renta y hasta Silvia Navarro emergía para detener los lanzamientos alemanes desde los siete metros. Todo salía, el partido se inclinaba de parte de unas Guerreras que volaban por el 40 por 20 arropadas por una incombustible afición. Con nervio, la selección española supo gestionar la ventaja a su favor y no dejó crecer a una Alemania que se desinfló en los minutos finales.

Fotografía: RFEBM / J. L. Recio 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.