PRIMERA DIVISIÓN ESTATAL MASCULINA – GRUPO E. UCAM BM MURCIA 29- CBM ELCHE 30. EL ILICITANO ESPINOSA FUE LA PESADILLA EN DEFENSA DEL UCAM BM MURCIA

PRIMERA DIVISIÓN ESTATAL MASCULINA – GRUPO E 2ª JORNADA

UCAM BM MURCIA – CBM ELCHE

EL ILICITANO ESPINOSA FUE LA PESADILLA EN DEFENSA DEL UCAM BM MURCIA (29-30)

ÁaaJuan Pedro Espinosa, que consiguió 12 goles para el CBM Elche, se convirtió en la pesadilla de la defensa del Ucam BM Murcia. Los hombres de José Antonio Moreno sufrieron dos descalificaciones (tarjeta roja) en la segunda parte, la primera de David Soriano, y la segunda de Miguel González, muy protestadas por el público del pabellón de San Basilio.

Primera parte muy igualada entre Ucam BM Murcia y CBM Elche. Los universitarios se han llevado los primeros 30 minutos por su mayor regularidad, sobre todo en una defensa 6:0, mixta e individual para evitar la circulación rápida de balón de los ilicitanos. A los 5 minutos el resultado era de (3-2), a pesar de la lesión de Javier Martínez Castroverde, quien mermó algo el ataque local. Las defensas se imponían a los ataques (5-4), cuando llevábamos 10 minutos, destacando Manuel Gil en el ataque del Ucam BM Murcia con 5 goles, mientras que en el CB Elche lo hacía Juan Pedro Espinosa con otros 5 tantos. Los tiempos muertos solicitados por el técnico local José Antonio Moreno fueron determinantes para romper la reacción visitante, que llegó a empatar (10-10), por pérdidas de balón en ataque de los nuestros, a los 24 minutos de la primera fase del encuentro. Los ilicitanos pasaron a un 5:1 y defensa mixta a Ignacio Pagan, dejando el marcador en un emocionante (14-13) en el descanso.


La segunda parte comenzó con la misma tónica que el final de la primera, y es que los universitarios defendían bien, manteniendo sus diferencias en el marcador (17-15), a los 35 minutos y (19-18), a los 40 minutos. Los problemas surgieron con la descalificación de David Soriano, quien estuvo inmenso en el 6:0 planteado por el técnico local Moreno, y un minuto más tarde era Miguel González, otro baluarte en defensa, quien se le mostraba la tarjeta roja por una acción que terminó en lanzamiento de 7 metros y con la mala caída del oponente. A partir de ahí, los universitarios acusaron estas bajas, ya no solo en su 6:0 y 5:1, si no en ataque, con perdidas de balón, además de los blocajes defensivos de los ilicitanos. La figura de Juan Pedro Espinosa era cada vez más alargada, porque era imposible pararlo, ni más ni menos que 12 goles, máximo goleador de su equipo y del partido. Llegamos a los cinco últimos minutos con un (24-27) para el CBM Elche, y un equipo universitario que luchó hasta el final con defensa individual, pero de nada sirvió, porque la victoria fue a la Ciudad de las Palmeras. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.