RITEC BM ÁGUILAS 30 – CB MARISTAS ALGEMESÍ 30. RITEC MERECIÓ GANAR A UN ALGEMESÍ INSPIRADO EN LOS INSTANTES FINALES.

RITEC BM ÁGUILAS – CB MARISTAS ALGEMESÍ
RITEC MERECIÓ GANAR A UN ALGEMESÍ INSPIRADO EN LOS INSTANTES FINALES (30-30)


Una pena lo del partido de Ritec BM Águilas ante CB Maristas Algemesí, porque el partido lo tenían ganado nuestros representantes. Los visitantes encontraron al internacional colombiano Sebastián Restrepo, que lo reservaron para los últimos instantes del partido, para resolverlo con 10 goles, máximo realizador de su equipo y del encuentro.


Gran primera parte de Ritec Bm Águilas. El equipo de Xavi Font basó su juego en una muy buena defensa 5:1, circulaciones rápidas de balón, que dieron su fruto junto con contragolpes de verdadero mérito (3-1), cuando llegábamos a los 5 minutos de partido. Nico Bravo, desde el pivote y en acciones individuales, no podía ser frenado por la defensa visitante, marcando 4 goles, mientras que su compañero Roberto del Olmo conseguía 3, (9-6), a los 15 minutos. CB Maristas Algemesí ajustó mejor su defensa 6:0, poniendo la emoción en la recta final de la primera parte. Marc Adam, desde el extremo, hacía de las suyas con 5 goles y Gerardo Borras 3, porque el goleador del equipo, el internacional colombiano Sebastián Restrepo fue utilizado muy pocos minutos para evitar forzar demasiado, ya que ha salido de un reciente lesión (14-11), a falta de 5 minutos para llegar al descanso. Los dos entrenadores se juegan sus tiempos muertos, y Xavi Font le saca más rendimiento, con lo que llegamos al descanso con un (16-12) para nuestro equipo. 

La segunda parte fue un calco de la primera en sus inicios, con un Ritec serio en defensa, aprovechando las dudas en ataque del rival para mantener las diferencias en el marcador (20-17), a los 40 minutos de partido. Nico Bravo fue el jugador más valioso de los nuestros con 8 goles, pero también estuvieron muy acertados Santos y del Olmo con 6, sin olvidarnos del luchador pivote aguileño Fran Hernández con 5, (26-23), cuando faltaban 10 minutos para la conclusión del partido. Los valencianos de Algemesí reaccionaron fortaleciendo más su defensa 6:0, que algunas veces era muy adelantada, con un Marc Adam pletórico desde el extremo, convirtiendo 7 goles. Sin embargo, el jugador que revolucionó el partido fue el colombiano Restrepo, porque no hubo forma de defenderle, marcando 10 goles, siendo el máximo goleador de su equipo y del partido. El lateral internacional, nacido en Medellín, se jugó todos los lanzamientos estáticos y en salto, con un acierto total y absoluto. Encima su compañero, el también portero internacional colombiano Julián Villa, que paro casi todos los balones que le llegaban, hicieron que el partido fuese no apto para cardiacos, finalizando en empate a 30, nada más y nada menos que 60 goles en un partido de balonmano, ver para creer. 

DEPARTAMENTO COMUNICACIÓN FBMRMU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.