UCAM BM MURCIA – VINO DOÑA BERENGUELA BM BOLAÑOS. DEMASIADO CASTIGO PARA EL GRAN PARTIDO DE LAS UNIVERSITARIAS 26-31

DIVISIÓN HONOR PLATA FEMENINO – GRUPO D PARTIDO APLAZADO CORRESPONDIENTE A LA PRIMERA JORNADA
UCAM BM MURCIA – VINO DOÑA BERENGUELA BM BOLAÑOS

DEMASIADO CASTIGO PARA EL GRAN PARTIDO DE LAS UNIVERSITARIAS 26-31
Muchas veces el deporte es injusto. Eso es lo que sucedió en el pabellón de San Basilio con un Ucam BM Murcia que plantó cara al favorito Bolaños, lo puso contra las cuerdas, pero no supo resolver el partido en los diez últimos minutos, cuatro de ellos sin marcar.

Muy competitiva la primera parte de los dos equipos. Las universitarias con una defensa 6:0 mixta, que presionaba una y otra vez el buen ataque visitante. Las de Bolaños hacían también una defensa 6:0 que rozaba el límite, estando atentos en todo momento los árbitros de nuestra territorial Dato y Ferent, tanto en las acciones de uno y otro equipo, porque el partido era intenso. Tremenda igualdad en el marcador, 5-4 a los 10 minutos, siendo Yraya Machín la que asumió la responsabilidad del ataque con 5 goles, mientras que Odalys Escalona asumió la de las visitantes con los mismos tantos.

El entrenador de Bolaño de Calatrava, Juan Miguel Fernández, tuvo que pedir un tiempo muerto, a falta de cuatro minutos para ordenar su ataque, porque la defensa local era muy contundente, y no dejaba resquicio para los lanzamientos y penetraciones de uno de los equipos favoritos para el ascenso. Al descanso 13-14, en un partido vibrante y un juego de lo mejor que se ha visto esta temporada en el pabellón de San Basilio.

El público entregado, y las espadas en todo lo alto para la segunda mitad.   
Salíó Ucam Bm Murcia dispuesto a resolver el partido, y de hecho a los 5 minutos, se ponía por delante en el marcador 17-15, merced a una defensa mixta asfixiante en media cancha, que dejó sin recursos a un equipo que los tiene y de sobra. En esos instantes las acciones locales de ataque eran muy fluidas, con una Yraya Machín que iba a más, desde los 9 metros y 7 metros, porque se mostraba impecable en estas facetas de juego, 11 goles, máxima goleadora junto con la visitante Escalona.

Sin embargo, a los 20 minutos, el partido se puso cuesta arriba con un 21-23, ya que las visitantes aprovecharon los pocos desajustes defensivos del equipo de Gálvez para llegar cómodas al final del partido. El desgaste físico y mental fue lo que pasó factura unas universitarias entregadas a la causa.

Sabor agridulce después de uno de los mejores partidos de las locales en su feudo, pero de las derrotas se sacan siempre mejores conclusiones, y es que este equipo es muy competitivo y tiene nivel.


DEPARTAMENTO COMUNICACIÓNFBMRMU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.