CB MISLATA 37 – FC CARTAGENA CAB 36. LOS LOCALES SUFRIERON PARA GANAR A UN FC CARTAGENA CAB LUCHADOR.

PRIMERA DIVISIÓN ESTATAL MASCULINA – GRUPO E

7ª JORNADA

CB MISLATA – FC CARTAGENA CAB

LOS LOCALES SUFRIERON PARA GANAR A UN FC CARTAGENA CAB LUCHADOR (37-36)

CB Mislata le costó lo suyo para ganar su partido al FC Cartagena CAB.

Los valencianos observaron como el equipo de Sergio Amat empató el partido (29-29), a falta de 5 minutos para el final. José Padilla con 11 goles fue el máximo goleador de su equipo y del partido, mientras que el veterano Diego Marín convirtió 8 para rozar la victoria y la proeza, ante uno de los mejores equipos del grupo.

El partido comenzó con las fuerzas muy igualadas (3-2) y (6-5), en los primeros 5 y 10 minutos de partido. El planteamiento defensivo de CB Mislata y FC Cartagena CAB era muy similar, ya que se basaban en defensas 6:0 adelantadas y un ataque estático con mucha fluidez en las acciones atacantes (12-9), en los 15 primeros minutos. Hernández con 4 goles, Morandeira, Navarro y Ferrer con 3, marcaban las diferencias en un partido con un ritmo muy alto. FC Cartagena CAB tenía a su internacional chileno Benjamín Calleja, como su hombre más resolutivo con 5 goles, los mismo que un José Padilla, sacrificado en contribuir con una defensa eficaz. Tony Hernández, el portero del equipo portuario, de nuevo en plenitud de forma y acierto, aportaba para que su equipo estuviese con opciones de victoria. Al descanso (18-15), pero con una sensación de poder remontar el partido, si se mejoraba un poco más en ataque.
FC Cartagena CAB salió con mayor intensidad en la segunda parte, y buena prueba de ello fue su defensa pegada a 6 metros, sin dejar espacio para el pivote oponente (15-17), con lo cual remontaron el partido. Calleja alternaba la posición de extremo y central, dependiendo de las circunstancias, pero era Diego Marín el que asumía la responsabilidad en acciones individuales, anotando 8 goles (25-25), a falta de 10 minutos para que terminase el partido. Hernández con 7 goles y Morandeira con 6, se echaban a sus espaldas las acciones relevantes del partido (29-29), con lo que asistiríamos a 5 últimos minutos de infarto. José Padilla, máximo goleador de su equipo y del partido con 11 goles, mantuvo viva la esperanza de una victoria que se escapó por los pelos, y por el gol del visitante Toledo. (37-36).  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.