DIVISIÓN HONOR PLATA FEMENINA- GRUPO D SEXTA JORNADA DE LIGA IKASA BM MADRID BOADILLA 23 – UCAM BM MURCIA 20 EL LÍDER IMPUSO SU JUEGO EN LA SEGUNDA PARTE ANTE UN UCAM LUCHADOR

DIVISIÓN HONOR PLATA FEMENINA- GRUPO D SEXTA JORNADA DE LIGA IKASA BM MADRID BOADILLA 23 – UCAM BM MURCIA 20

EL LÍDER IMPUSO SU JUEGO EN LA SEGUNDA PARTE ANTE UN UCAM LUCHADOR

Ikasa BM Madrid Boadilla consiguió la victoria por su mejor juego defensivo y ofensivo de la segunda parte, ante un Ucam BM Murcia luchador, pero con demasiadas pérdidas de balón en ataque que lastraron su mejor juego en la primera fase del partido.

La primera parte se caracterizó por la tremenda igualdad de ambas contendientes. Las locales efectuaban una defensa 5-1, con una avanzada, que dificultaba la circulación de balón de las jugadoras de Gálvez. No obstante, las universitarias encontraban en Yraya, Yasmina y Ruiz, sobre todo esta última, en lanzamientos de 7 metros, los recursos suficientes para mantenerse en el partido.

Los parciales fueron de 2-2 a los cinco minutos, 2-4 a los diez, pero no había forma de aumentar las diferencias, porque la defensa local actuaba de manera muy eficaz, y la portera Carlota González paraba todo lo que llegaba a su portería.

Hizo mucho daño en la defensa de Ucam BM Murcia la pivote madrileña, Tamara Seijas, quien se erigió en la goleadora de su equipo con tres tantos, mientras que nuestra Yraya Machin seguía con sus registros goleadores de los partidos, también con tres tantos.

Al descanso un incierto 12-11, que ponía las espadas en todo lo alto para la segunda mitad.

La segunda parte parecía la de la remontada del equipo de Gálvez, ya que María Jesús Ruiz ponía el 12-13 en los primeros compases, pero al final fue un espejismo, ya que las locales hicieron una defensa asfixiante 6:0, que en ocasiones era de nuevo con una avanzada, y esto provocó una sequía goleadora de las universitarias que duró demasiado, más de cinco minutos.
No obstante, las nuestras aguantaron hasta los 15 minutos, 18-15. A partir de ahí, las locales se hicieron con el control del partido y ampliaron sus ventajas, 23-18 cuando quedaban pocos instantes de partido.

En el conjunto madrileño, y líder de la competición, en el grupo D, se repartieron los goles, como suele ser habitual. Carla Montero con 4 goles, y la pivote Seijas, también con 4, fueron determinantes.

Yraya Machín se quedó con tan solo 4 goles, cuando habitualmente supera esta cifra con creces, y es que el ataque no funcionó, porque de haberlo hecho, el resultado hubiese sido muy diferente. 

DEPARTAMENTO COMUNICACIÓNFBMRMU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.